Gobierno

Historia de Moratalla

Bienvenidos a Moratalla

Prehistoria

  Vestigios de los primeros pobladores de Moratalla

La privilegiada situación del territorio moratallero (con sus altas montañas, valles, ríos y abundante caza) favorecieron el establecimiento de los primeros pobladores en Moratalla, como lo demuestran las pinturas rupestres y restos líticos, testimonios de que el cazador primitivo vivió en estas tierras.

Yacimientos rupestres como los de Cañaica del Calar, Fuente del Sabuco, Molino de Capel, Andragulla, La Risca o El Molino, por citar algunos de los abrigos o cuevas donde se localizan, hacen que el término de Moratalla posea más del 50% de las pinturas rupestres de la Región de Murcia, y todas ellas incluidas en el Arco Mediterráneo, que han merecido ser declaradas por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1998.

Ya en el Neolítico, los primeros pastores y agricultores establecen sus viviendas, apareciendo los poblados en lugares donde poder defenderse: promontorios, cornisas o sitios amurallables y próximos a manantiales. Las manifestaciones de este período, poblados fortificados, megalitos y dólmenes (como el de Bagil) están presentes en las tierras de Moratalla, habiendo aparecido en distintos lugares, herramientas y utensilios.

  Las vías naturales de comunicación en Moratalla (particularmente las tierras altas y la zona baja de Las Cañadas) se vieron salpicadas de poblados, asentados cerca de manantiales y en sitios de fácil defensa. A este período podría pertenecer Villaricos, yacimiento cercano a Calar de la Santa, así como las acrópolis de Moratalla la Vieja o Villafuerte. Otra muestra de la vida en poblados de la cultura íbera va a ser el yacimiento de Los Castillicos o Molinicos, estudiado por el arqueólogo Lillo Carpio. Y también los de Cuevas de Zaén, Priego, Benizar y La Nariz. Algunos de los núcleos rurales del término municipal -El Sabinar- o el Castillo de Moratalla y el de Benizar se levantan sobre asentamientos ibéricos y si se investigara con más profundidad, posiblemente, aparecieran más testimonios de la presencia de esta cultura.

Edad Media

La Alta Edad Media, y en especial el periodo tardorromano, es muy poco conocido en la historia de Moratalla. Sus territorios pasarían a dominio musulmán junto con el resto del sureste ibérico, en lo que por entonces sería una población de pequeña entidad. La plaza de Moratalla ya aparece nombrada en algunos tratados de geografía de la Cora de Tudmir.

En época de dominación musulmana, el rey de la Taifa de Murcia, Muhammad ibn Mardanis, contó con el dominio de estas tierras, hasta que le fueron arrebatadas por su primo Yusuf Ibn Hilal. Tras este suceso comienza una nueva campaña para su recuperación, que le cuesta a Ibn Hilal perder uno de sus ojos, por negarse a entregarla pacíficamente.

Tras la Reconquista, Moratalla quedó incluida definitivamente en el Reino de Murcia, dentro de la Corona de Castilla, por el Tratado de Alcaraz (1243).

En 1245 se crea la encomienda de la Villa de Moratalla. Sin embargo. la población no se asentó de forma importante en el territorio, posiblemente influenciados por el miedo a las incursiones árabes de Granada.

Edad Moderna

A lo largo del siglo XVI, Moratalla experimentó un importante crecimiento de la población tras la caída del reino Nazarí. En 1530, la villa contaba ya con 534 vecinos, una expansión que se mantendrá durante la Edad Moderna.

Durante este periodo, la agricultura y la ganadería serán la base económica de la localidad. Se comienzan a implantar nuevos cultivos, la ganadería toma peso y se hace más variada. La falta de agua en ocasiones supondrá graves problemas para ambos sectores. También en este momento comienza la explotación forestal maderera, que se convertirá en una actividad económica para la localidad.

La administración pasa a ejercerse en la Casa de la Encomienda, situada en la actual calle García Aguilera, perdiendo, por tanto, importancia en este sentido el castillo. Paralelamente se vivió una reorganización urbana con la creación de infraestructuras, como el trazado y definición de nuevas calles, la construcción de fuentes o la canalización de aguas.

Un problema constante será la administración de justicia, que dependerá de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real). La creación en Caravaca de la Cruz de un órgano similar no fructificará y durante bastante tiempo perdurará este problema. También en este momento se acometen las obras de ampliación de la Iglesia de Santa María de la Asunción, El templo gótico que había perdurado como único centro de culto de la población hasta el siglo XV es transformado en una iglesia de gran envergadura siguiendo los gustos y directrices de la arquitectura propia del arte del Renacimiento. También se acomete la construcción de otros edificios de culto, como el Convento de San Francisco en 1574, desamortizado en 1835.

Historia Contemporánea

Desde mediados del siglo XVIII, la vida campesina resulta muy dura por epidemias y crisis agrícolas recurrentes, fenómenos sociales como el bandolerismo y el caciquismo, y la nula industrialización. Incluso a mediados del siglo XX apenas había industria y las malas comunicaciones mantenían a Moratalla aislada de las rutas comerciales. En la historia reciente del municipio, los hechos más relevantes han sido la construcción de la autovía del Noroeste, que ha puesto fin a una deficiencia crónica; y el gran incendio de 1994, por el que ardieron más de 30.000 ha.

En el incendio de 1994 ardieron casi toda la sierra de La Muela, toda la sierra del Cerezo y los montes situados entre esta y el santuario de Nuestra Señora de la Esperanza, en Calasparra, a orillas del río Segura; salvándose la sierra de Hondares gracias a la intervención del ingeniero de Albacete, ya que el de Murcia se negaba a atajar el incendio. Diversos estudios constatan que se han regenerado parte de los pinares de carrasco que existían antes del incendio, sobre todo en las zonas de umbría, con alturas por lo general no superiores a 1 m, y solo se ha renovado por entero el bosque galería de la ribera del Segura. La zona de Las Murtas y otras extensiones semiáridas apenas se han recuperado, al igual que la vegetación de sabinar, que resulta característicamente dañada por los incendios.

Hoy

Actualmente Moratalla es uno de los destinos túristicos más buscados por todos los españoles, no solo por sus monumentos, parajes, historia y todo el marco que envuelve nuestro municipio, si no por la simpatía, amabilidad y cercanía que lo acompaña, sin lugar a dudas una mezcla imposible de resistir para los que quieran venir.

Te esperamos

Bienvenido a Moratalla Ciudad de Ensueño

Proin sit amet varius quam, consectetur iaculis lorem. Nulla facilisi. Nulla a mattis tortor, ac
auctor mi. Aliquam sollicitudin elementum erat nec sollicitudin donec bibendum.

Alcaldía

Jesús Amo Amo

Se reserva las áreas de Política Social, Educación, Personal, Seguridad Ciudadana, Empleo, Medio Ambiente, Agricultura y Caminos y todas aquéllas atribuciones que no hayan sido objeto de delegación expresa.

Concejalias

Alcaldía

  • 041-456-3692
  • example@example.com
  • 136 9th Street, DreamCity

Concejalias

  • 041-456-3692
  • example@example.com
  • 136 9th Street, DreamCity

Recepción

  • 041-456-3692
  • example@example.com
  • 136 9th Street, DreamCity

Turismo

  • 041-456-3692
  • example@example.com
  • 136 9th Street, DreamCity

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies